Transmisión confirmada del virus H5N1 entre mamíferos a través de la lactancia materna

Transmisión confirmada del virus H5N1 entre mamíferos a través de la lactancia materna

Un estudio reciente realizado por el Instituto de Investigación de la Influenza de la Universidad de Wisconsin-Madison confirmó que el virus H5N1 puede transmitirse entre mamíferos. El análisis demostró que esta variante del virus puede ingresar a la bilis y al tracto urinario de las glándulas mamarias, facilitando la transmisión de la madre lactante a su útero.

Para el estudio se utilizó el virus H5N1 tipo A aislado de leche de vaca infectada y las pruebas se realizaron en ratas y cobayas. Los científicos han descubierto que el patógeno puede multiplicarse en bacterias y provocar una infección sistémica. Además, se observó la presencia del virus en las glándulas mamarias de varias especies, lo que confirma que las ratas lactantes pueden transmitir el virus a sus madres durante la lactancia. «El virus bovino H5N1 presenta características que pueden facilitar la infección y la transmisión entre mamíferos», dijeron los investigadores.

Debido a estas condiciones, se espera que Europa produzca más de 600.000 dosis de vacuna contra la gripe aviar, destinadas principalmente a veterinarios y farmacéuticos. Sin embargo, no todos los países europeos han firmado acuerdos en materia de drogas.

Los experimentos con huracanes han demostrado que, aunque el virus puede transmitirse por el aire, esta forma de transmisión es ineficaz. En un experimento, ninguno de los hurones sanos enfermó, aunque uno desarrolló anticuerpos contra el virus, lo que indica una posible infección en algún momento del experimento. «Es preocupante que el virus no tenga una alta transmisibilidad por vía aérea entre hurones, pero persisten las preocupaciones sobre su capacidad de transmisión», afirmó Yoshihiro Kawaoka, virólogo y autor principal del estudio.

El estudio también nos permitió caracterizar el virus extraído de leche contaminada, revelando que la variante tiene una afinidad significativa por los receptores celulares tanto de aves (alfa 2.3) como de mamíferos (alfa 2.6). Estas enzimas son utilizadas por el virus H5N1 tipo A para provocar infecciones a nivel celular.

Elisa Pérez Ramírez, viróloga veterinaria del Centro de Investigaciones en Salud Animal, informó que estas proteínas están presentes en el tracto respiratorio superior de los humanos, lo que indica que este genotipo H5N1 puede tener mayor capacidad de infectar y transmitir entre humanos. En nota publicada en el portal de divulgación científica Centro Scientifico Multimedia, Pérez Ramírez advirtió sobre el gran potencial pandémico de este subtipo del virus.

El virus H5N1 se detectó por primera vez en la leche de vaca en marzo de 2024. Investigaciones anteriores concluyeron que este producto no pasteurizado puede transmitir el patógeno por ingestión y contacto. Los últimos análisis revelaron nuevas formas de infección y confirmaron la transmisión directa por lactancia entre ratas.

«La importancia de vigilar el virus H5N1 es aún más evidente. Esta subespecie afecta a una especie protegida que interactúa intensamente con los humanos. Ante este riesgo, es fundamental adoptar una estrategia sanitaria única. «Es fundamental intensificar la vigilancia sanitaria tanto de los trabajadores como de quienes están en contacto con estos animales», advirtió Pérez Ramírez.

Aunque las autoridades sanitarias mundiales consideran que la infección es un peligro para la población en general, se han tomado medidas para evitar una mayor propagación del virus. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha anunciado la implementación de una estrategia amplia para apoyar la detección temprana y la contención de posibles casos humanos en la Unión Europea. A pesar de ello, se siguen produciendo contagios entre humanos y animales, lo que demuestra la capacidad del virus para cruzar de una especie a otra.