Mildred Thornton Stahlman, pionera de la neonatología, cumple 101 años

Mildred Thornton Stahlman, pionera de la neonatología, cumple 101 años

Dra. Mildred Thornton Stahlman, reconocida pediatra de la Universidad de Vanderbilt, murió el sábado en su casa de Brentwood, Tennessee, a la edad de 101 años. Su trabajo fundamental en el tratamiento de enfermedades pulmonares en recuperación llevó a la creación de una de las primeras unidades de cuidados intensivos neonatales en 1961.

Eva Hill, esposa de la sobria Dra. Stahlman, George Hill, confirmó su fracaso.

El 31 de octubre de 1961, la Dra. Stahlman utilizó por primera vez un ventilador de presión negativa, similar a los utilizados en pacientes con polio, para salvar a un bebé prematuro con dificultades respiratorias. Esta innovación, junto con sus estudios en recién nacidos, ha revolucionado el tratamiento de las enfermedades respiratorias en los recién nacidos, especialmente en aquellos con los pulmones infartados que requieren surfactante, una sustancia esencial para mantener abiertos los alvéolos.

En 1965, la Dra. Stahlman informó haber salvado a 11 de 26 niños utilizando la máquina de lavado pulmonar de hierro, mejorada por presión positiva. En las décadas siguientes, estos ventiladores fueron reemplazados por máquinas de presión positiva y el uso de surfactantes animales, lo que mejoró enormemente la supervivencia de los niños con enfermedades respiratorias graves.

«Millie fue pionera en superar los límites de la viabilidad de los bebés prematuros de una manera científica y reflexiva», comentó la Dra. Linda Mayes, profesora de psiquiatría infantil en Yale, que se formó bajo la tutela de Stahlman.

Dra. Stahlman fue uno de los primeros en utilizar catéteres en los vasos umbilicales para controlar el oxígeno en la sangre de los recién nacidos, un procedimiento crucial para evitar tanto la hipoxia como el dolor de cabeza, según Sarah DiGregorio en su libro «Early: An Intimate History of Premature Birth».

Conocida por su rigurosa dedicación, la Dra. Stahlman exigió a sus alumnos una comprensión profunda de cada paciente durante sus rondas, un enfoque que tuvo un profundo impacto personal, especialmente en una era dominada por los hombres.

Su investigación también incluyó estudios sobre fisioterapia pulmonar en quirófano. Además, se alojó a niñas vestidas modestamente en el campus de Vanderbilt para facilitar sus estudios.

En 1973, la Dra. Stahlman inició un programa de extensión para capacitar a enfermeras en zonas rurales y supervisó la creación de un camión médico equipado para estabilizar a los recién nacidos en tránsito a hospitales más grandes. Este programa redujo la mortalidad neonatal en un 24 por ciento en su primer año, según un informe de 1979.

Además de su trabajo clínico, Stahlman abordó temas como la pobreza y la mala salud, criticando los modelos de atención médica impulsados ​​por el dinero. En 2005, escribió en el Journal of Perinatología sobre cómo la prematuridad en los Estados Unidos se había transformado en una enfermedad social más grave que médica.

Dra. Stahlman era miembro del Instituto de Medicina y presidía la Società Estadounidense de Pediatría. Ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Virginia Apgar y la Medalla John Howland.

No dejes a ningún familiar inmediato. Martha Lott, la primera niña salvada por el respirador de hierro, se encuentra ahora hospitalizada en el mismo hospital donde le salvó la vida. “Conocía la historia y la había estado siguiendo durante años”, dijo Lott, quien también era aliado de Stahlman. «Es sorprendente cuánto ha avanzado la tecnología en los últimos 60 años», añadió.