domingo, mayo 26

El mapa calle a calle del acceso a la vivienda: ¿dónde puedes alquilar? | Economía

Encontrar un alquiler asequible se ha convertido en una odisea para muchas familias. El siguiente mapa sirve para comprobarlo. Permite consultar dónde se pueden encontrar viviendas a un precio accesible, dados ciertos ingresos y sin superar cierto presupuesto (los expertos aconsejan no gastar más del 30% de los ingresos en el alquiler):.

Ingresas neto al mes…

1.500

Dedicas al alquiler el…

30
%

Buscas un piso de…

75
m2

% de ingresos para alquilar un piso barato


Ingresos:
1.500


30%
en alquiler


75
m2





Los datos del mapa anterior provienen del Índice del alquiler del Ministerio de Vivienda, que recoge, a partir de las declaraciones del IRPF y otras fuentes de información, los precios mediano y de los percentiles 25 y 75, de 23.000 secciones censales (unidades geográficas donde viven alrededor de 1.500 personas) hasta 2022.

Estos datos muestran también una evidente desigualdad. Una madre soltera de renta baja tendría difícil encontrar un piso de 75 metros cuadrados en Madrid, Barcelona, Palma y Hospitalet de Llobregat. En casi todas las secciones censales de esas ciudades, pagar el precio de un piso barato (en el percentil 25 de los precios de esa zona; es decir, más caro que el 25% y más barato que el 75%) les obligarían a pagar más de ese 30% recomendado de sus ingresos al pago del arrendamiento.

Esto ocurre, en mayor o menor medida, en gran parte de España. El gráfico siguiente muestra, para 15 grandes ciudades, en qué porcentaje de secciones sería fácil encontrar un piso accesible para diferentes familias. La tendencia general ha sido hacia una mayor dificultad con el paso de los años:

Pero la situación es mucho mejor según crece la renta de las familias. Un hogar de dos adultos con un niño y una renta alta podría encontrar un piso barato en cualquier barrio de la mayoría de todas estas ciudades.

Entre 2015 y 2022 el alquiler se ha disparado en las grandes ciudades

Los datos del ministerio evidencian también la escalada de precios en muchas ciudades. Si consideramos los 424 distritos de las localidades de más de 100.000 habitantes, los alquileres han subido en 423 —todos menos uno de A Coruña—.

Si nos fijamos en los precios, según el Ministerio, los siete distritos más caros están en Madrid, y los 28 más caros están todos en Madrid, Barcelona y sus alrededores. Allí los precios han crecido alrededor del 30% desde 2015.

En Málaga y Valencia los precios aún quedan por debajo de los 10 euros por metro cuadrado, pero son un 50% más caros en 2022 que en 2015. Y hay subidas similares en Terrassa, Cádiz o Palma. En todos estos casos el alquiler ha crecido bastante más que la renta de la familia mediana española, que subió un 27% entre 2015 y 2022. En el caso contrario aparecen Córdoba, Burgos, Oviedo o Gijón, donde la subida del alquiler no ha llegado al 20%.

Además, es seguro que los precios habrán subido desde 2022. La información que ha publicado el Sistema Estatal de Referencia de Precios de Alquiler, a partir de las declaraciones de IRPF, se refiere a los alquileres en vigor ese año. Una señal es la diferencia de precio entre la referencia que ofrece el sistema y los precios que se pueden encontrar en idealista. El propio portal inmobiliario estima que los precios subieron en España un 10% en 2023.

Sobreesfuerzo para pagar el alquiler

Unos 3,6 millones de familias viven en alquiler en España, el 19% del total, según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida publicada esta semana. Es una opción más habitual en parejas sin hijos (el 27% viven de alquiler), familias monoparentales (30%) y familias numerosas (34%). Y un porcentaje sensible de esas familias paga demasiado.

El 38% de los hogares españoles en alquiler hace un esfuerzo alto y tiene que invertir más del 30% de sus ingresos en la renta. Ese porcentaje se eleva hasta el 52% en el caso de las familias monoparentales y el 64% de los adultos que viven solos.

El nivel de esfuerzo es de los peores de Europa. Cuatro de cada diez invierten más del 40% de sus ingresos para pagar la renta y otros gastos asociados, como el agua o la energía, una cifra similar a la Grecia, Reino Unido o Países Bajos, pero mucho peor que la de Suecia (18%), Austria (16%) o Alemania (14%).

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_