lunes, mayo 27

El coste de las catástrofes ambientales se redujo un 25% el año pasado y alcanzó los 2.900 millones | Economía

“La sociedad lleva años de contemplación para paliar el cambio climático, y ya es hora de pasar a la acción”, ha señalado este jueves el presidente del Observatorio de Catástrofes, Pedro Tomey. El coste de estos sucesos naturales ocurridos en España el año pasado ascendió a 2.891 millones de euros, casi un 25% menos que en 2021 —una disminución equivalente a 709 millones de euros— gracias a la ausencia de episodios de altos impacto, según el informe Barómetro de las Catástrofes en España 2022 presentado este jueves por la aseguradora Aon España.

El coste asegurado de las catástrofes sufridas supuso una factura que roza los 1.500 millones de euros —es decir, la mitad de los daños no estaba cubierta—, frente a los 2.300 millones de 2021. La sequía y las heladas supusieron el pasado ejercicio el 48% del coste asegurado. Además, según el documento, más de la mitad del gasto ocasionado fue cubierto por Agroseguro, lo que pone de manifiesto la vulnerabilidad del sector agrícola en cuanto ocurren este tipo de sucesos.

Las inclemencias meteorológicas ocurridas en 2022, por ejemplo, supusieron el tercer peor registro de la serie que elabora el barómetro. Los costes asegurados han sido en el ejercicio anual un 12% superiores al promedio del periodo que abarca desde 2016 al pasado año.

“Los datos de la edición muestran que el [año] 2022 no se ha caracterizado por eventos de alto impacto como los ocurridos en el año anterior [es el caso de la tormenta Filomena o la erupción del volcán de La Palma], pero sí ha mostrado el potencial dañino de otros peligros de la naturaleza que son más comunes, como la sequía y las heladas”, ha señalado Tomey.

En términos de coste humano, el presidente de la organización ha señalado que los 45 fallecidos en 2022 también suponen una cifra inferior a la registrada el año anterior, siendo las olas de calor los principales motivos de estas muertes.

Respecto al terrero quemado, 2022 fue un año preocupante, ya que 316.000 hectáreas ardieron, algo que solo ha ocurrido en cuatro ocasiones en los últimos 55 años. “De prolongarse, estaríamos presenciando un cambio de tendencia respecto a la significativa reducción de superficie calcinada”, alerta el informe.

El suceso natural que más daño causó a lo largo del periodo analizado fue la helada de comienzos de abril, que duró seis días y supuso un coste asegurado de 221,2 millones de euros. Ese fenómeno, que se extendió por las provincias de Lérida, Huesca, Albacete, Zaragoza, Valencia, Murcia y Alicante, se plasmó en un gasto diario de casi 37 millones de euros.

Pérdidas millonarias de las empresas

El informe señala que las empresas españolas dejaron de facturar 2.660 millones de euros en 2022 por los fenómenos ambientales adversos, una cifra elevada, pero inferior a los 3.213 millones de hace dos años. El impacto de estos sucesos catastróficos sobre el tejido productivo empresarial y el empleo, a su vez, provocó una contracción del PIB de 1.225 millones de euros durante el ejercicio anterior. En ese periodo, las empresas que no tenían seguro perdieron 788 millones de euros a consecuencia de estos acontecimientos.

Los sectores más afectados fueron el de la agricultura y la pesca, que perdió 508 millones de euros, un 2% del peso que esta actividad tiene en del PIB nacional. Le sigue a mucha distancia el comercio, la industria agroalimentaria y sector inmobiliario.

A nivel de empleo, se perdieron cerca de 25.200 puestos de trabajo en España en 2022 a consecuencia de las catástrofes naturales, 2.000 más que hace dos años. De nuevo, el sector más afectado fue el de la agricultura y la pesca, con más de 12.500 puestos de trabajo perdidos, seguido por el sector comercial, con 4.613 empleos.

Por otro lado, el coste de las indemnizaciones por los daños provocados a los bienes causa de desastres naturales alcanzó la cifra de 280 millones de euros. El 90% de esas indemnizaciones estuvo provocado por las inundaciones (94%), seguidas por tempestades (45%) y golpes de las olas del mar (2%).

Las viviendas (42%) y los comercios, almacenes y oficinas (30%) concentran las tres cuartas partes del total de los daños materiales. Las indemnizaciones por daños a vehículos representan el 16% y a industrias el 10%. El resto lo completan obras civiles.

Por comunidades autónomas

Las heladas (39%), el pedrisco (21%) y la sequía (16%) fueron los fenómenos naturales que más daños provocaron a la agricultura española durante el pasado año. Se vieron especialmente afectadas las zonas de Cataluña, Aragón y Murcia.

Aragón fue la comunidad autónoma que registró los mayores daños en relación a su población, con 77 euros por habitante, seguida por Murcia y Extremadura, con 66 y 44 euros, respectivamente.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO